Discussion:
Juntos para siempre, una peli argentina
(demasiado antiguo para responder)
l***@gmail.com
2015-11-07 12:27:27 UTC
Permalink
Raw Message
Juntos para siempre, una peli argentina
"Juntos para siempre," dirigida por Pablo Solarz.


Parece que la gente tuviera fobia a ver una peli argentina.  
La he presentado en este grupo (me refiero a otro grupo)
Y nadie me ha confesado el pecado de haberla visto aunque solo fueran
unos 10 minutos de nada.
Ver una peli entera es un pecado, sobre todo si es argentina, pero ver
diez minutos, también lo es, aunque es un pecado menor. Porque está
claro que podríamos emplear mejor nuestro tiempo follando, o estudiando
"la teoría de cuerdas", ya que no tenemos ni puta idea de lo que es y debe
ser algo muy importante.
Pero, debemos aceptar la realidad.  Aunque esta realidad nos parezca una
mierda. Así que... ver una peli argentina es "pecado" y ya está.  Rezas un
padrenuestro y tres avemarías y se te perdona ese pecado, especialmente
si solo visto los diez o doce minutos.

Así que he decido comentarla por escrito.  Solo un par de escenas.

Escena Primera

Se ve la cara de un tipo, es el prota, y no dice nada durante casi medio
minuto. Bueno, he cronometrado el acto, y duró 45 segundos.  Uno se
pregunta que carajo le pasa al tipo este? y... se oye una voz de mujer
mayor que pregunta,
"Que?"
El tipo sigue callado, hace algunos gestos teatrales de impaciencia o de
incomodidad. Levanta los brazos y los vuelve a bajar.  Hace algunas
muecas con la cara.  Esto dura como 40 segundos mas.  Y se oye la voz
de la terapeuta que dice,
"a ver, contadme".
El hombre se siente incómodo y dice, "bueno", y se vuelve a callar. Pero,
trata de explicarse y le dice,
"yo... esto de la idea de la terapia, terapia, no... no... no estoy para esto.
Yo vengo a desarrollar un tema puntual y... tal que lo resuelvo... no... no
estoy para meterme en una cosa de años... revolver..."
Se ve la cara de la terapeuta, una mujer como de 60 años o más, y este punto
de la edad lo menciono porque no me excitó ni un poco la lujuria.

La terapeuta queda un poco indecisa durante unos segundos y pregunta,
"Y el tema puntual sería....?"  
"Lucia, mi mujer," dice el hombre.  Y sigue diciendo "ella como que tiene...
tiene necesidad de un... cosas de mí que no le cierran y... yo quiero que
vuelva." Hace una pausa y dice, "Me sigue?"
Se ve la cara de la terapeuta que dice, "ella se fue?..(pausa) "se separaron?"
"Sí" dice el hombre.
La terapeuta toma unos segundos para decir,
"Podrías desarrollar un poco las circunstancias de la separación?"
El hombre hace unas muecas de inseguridad y aquí cambia la escena para
presentar como ocurrió lo que ocurrió.


Escena segunda

Una puerta se abre, y nuestro hombre entra.  Es una puerta muy grande de
hierro, algo cruda y sin pintar, como si fuera la puerta grande de un garaje o un almacén.

Al entrar se queda un poco extrañado al ver algo. Es la cara de su mujer que
parece llorosa.  El hombre no dice nada.  Reacciona un poco con extrañeza
pero no comenta nada.  La mira a la cara, como tratando de adivinar que cosa
le ocurre. Ella le mira a él con curiosidad, o con alguna clase de inseguridad,
con una sensación de drama flotando en el aire.  Pero, el hombre sigue andando
sin decir nada, y se mueve por detrás del sofá, que no está adosado a la pared
como es costumbre. La mujer se va girando para seguirlo con la mirada. Está
de rodillas sobre el sofá para poderse girar bien.  De pronto ella dice, con cierto sentido del dramatismo,
"Tenemos que hablar!"
"Diez minutos, mi amor. Diez minutitos", dice el hombre con ademán de
súplica. "Tengo una idea que me encanta... la quiero bajar a papel. Diez
minutos."
"Necesito que hablemos." Dice la mujer.
"Es oro, mi vida. Es oro puto.  Es rara, es distinta... es..."
"Me escuchastes, Javier?"
"Qué?"
"Quiero hablar con vos."
El hombre hace unos gestos dramáticos, como desesperado y le dice,
"Se me va a caer, mi vida.  Mira, mira, te... compré un regalo.  No querés
abrirlo mientras voy bajando esta idea al papel?"
"No!"  Dice ella.
"No?"
"No! Necesito que hablemos, Javier."
"Tiene que ser ahora, preciosa?"
"¡Sí!"
"Bueno, vale."
Ella le mira con aire de desesperanza y dice,
"No, así no."
"Así como?"
"Es algo serio, Javier".
"Estás embarazada!!" Dice él con toda seguridad.
"No!"
"Te peleaste con Malena!"
"Cortala"
"No me querés más".
"Seguís tratando de adivinar y te juro que..." Dice ella con rabia.
"No me dejás terminar y... "
Elle le corta con mucha bravura diciendo,
"¡¡Terminá ya, talento, levantad el culo de tu silla y venid acá!!"
"Te pasa algo, no?"
"¡¡Venid acá!!!" Le grita ella con mucha autoridad.
El hombre sonríe, aplasta el cigarrillo en el cenicero y se dirige
mansamente a sentarse donde la mujer le ha señalado.
Están ambos sentados ahora en el sofá.  El tiene una sonrisa un tanto
nerviosa y ella le mira con un aire dramático.
Ella muestra unos raros síntomas dramáticos, como de teatro, se echa ambas
manos a la cabeza, la baja y la sube, para mostrar su estado de angustia.
El mira sonriendo y le pregunta inocente,
"Que pasa?"
Ella hace como que suspira,y le dice,
"Mira, Javier. Es horrible. Por donde lo mires es horrible. Es un desastre.
Es horrible, pero bueno... eee... "
"Vamos para delante, Lu.  Se me va a caer..."
"Que se te cae?"
"La idea, mi amor."
"No es fácil para mí."
"Por eso, por qué no lo dejamos para dentro de diez minutos!"
"Estuve con Gerardo!"
"Gerardo? El vecino?  Gerardo, el de la moto?"
Ella no dice nada.
"Y?" pregunta él, "como anda?"
"Estuvimos, bros". ( no he podido identificar esta palabra "bros")
"Signifícame estuvimos en este contexto."
"Cogimos"
"Cogieron" dice el hombre sin darle mayor importancia. "Y?"
"Y que?" Dice ella como asombrada.
"Como estás?"
"Como que como estoy!"
"Te sentís mejor ahora que me lo contaste? Te sentís mejor?"
"No, me siento para la mierda."
"Bueno, bueno. Ya se te va a pasar.  Estas cosas pasan, Lu. Hoy por hoy es
medio normal."
Ella no dice nada.
Él trata de calmarla y le dice,
"Decidme de una pareja, una sola pareja, que no haya pasado por esto al
menos una sola vez."
Ella no responde, y él le dice,
"No se te ocurre ninguna... porque no hay!  Es normal!... Espero que no se
repita, pero no vamos a hacer un novelón.  Vamos para delante."
Ella no dice nada.  Y Javier dice,
"Bueno. Se me va a caer.  Te sentís mejor?"
"No."
"Pero tengo que cambiar esa carucha.  No es tan grave!  Vamos para adelante."
Ella se echa las manos a la cabeza en un gesto dramático y exclama,
"¡¡Ay!!  ¡¡¡Ay!!"
"Lu, Lu, por favor. Por favor, Lu, por favor."
El hombre se mesa los cabellos con un principio de desesperación y le dice,
"Como te puedo ayudar?"
"No sé."
"Bueno, donde fue que pasó esta...cuestión que me estás comentando."
"Acá", dice ella como aliviada un poco.
"Acá donde?"
"En el sillón."
"En el sillón?   Bueno, vamos a hacer una cosa.  Vamos a agarrar entre los dos
este sillón, lo vamos a tirar a la mierda y listo. Te vas a cerrado. Que no se
haga costumbre... pero se acabó.  Ya está."
Ella le mira con una cara de asombro e incredulidad.  El le sonríe para
animarla. Ella se levanta, pero aún esta afectada por el dramatismo que
siente.
Cogen entre los dos el sillón (es un sofá) y lo ponen en la calle.
Mientras acarrean el sofá él le dice,
"Te la puedo contar ahora?"
"Que cosa?"
"La idea que te decía que se me ocurrió."
"Como quieras vos."

-------------

Bueno, interrumpo aquí la escena.  Justo en el minuto 11, cuando el hombre
se pone a contar esa historia que le obsesiona, pues es guionista de cine.
Si alguno quiere ver esta cosa esta, ya sabe donde la tiene.  
La peli está en youtube.

"Juntos para siempre", la película argentina, dirigida por Pablo Solarz
No me esperaba esta joya de película.


a***@gmail.com
2015-11-07 14:18:11 UTC
Permalink
Raw Message
Post by l***@gmail.com
Juntos para siempre, una peli argentina
"Juntos para siempre," dirigida por Pablo Solarz.
Parece que la gente tuviera fobia a ver una peli argentina.  
La he presentado en este grupo (me refiero a otro grupo)
Y nadie me ha confesado el pecado de haberla visto aunque solo fueran
unos 10 minutos de nada.
Ver una peli entera es un pecado, sobre todo si es argentina, pero ver
diez minutos, también lo es, aunque es un pecado menor. Porque está
claro que podríamos emplear mejor nuestro tiempo follando, o estudiando
"la teoría de cuerdas", ya que no tenemos ni puta idea de lo que es y debe
ser algo muy importante.
Pero, debemos aceptar la realidad.  Aunque esta realidad nos parezca una
mierda. Así que... ver una peli argentina es "pecado" y ya está.  Rezas un
padrenuestro y tres avemarías y se te perdona ese pecado, especialmente
si solo visto los diez o doce minutos.
Así que he decido comentarla por escrito.  Solo un par de escenas.
Escena Primera
Se ve la cara de un tipo, es el prota, y no dice nada durante casi medio
minuto. Bueno, he cronometrado el acto, y duró 45 segundos.  Uno se
pregunta que carajo le pasa al tipo este? y... se oye una voz de mujer
mayor que pregunta,
"Que?"
El tipo sigue callado, hace algunos gestos teatrales de impaciencia o de
incomodidad. Levanta los brazos y los vuelve a bajar.  Hace algunas
muecas con la cara.  Esto dura como 40 segundos mas.  Y se oye la voz
de la terapeuta que dice,
"a ver, contadme".
El hombre se siente incómodo y dice, "bueno", y se vuelve a callar. Pero,
trata de explicarse y le dice,
"yo... esto de la idea de la terapia, terapia, no... no... no estoy para esto.
Yo vengo a desarrollar un tema puntual y... tal que lo resuelvo... no... no
estoy para meterme en una cosa de años... revolver..."
Se ve la cara de la terapeuta, una mujer como de 60 años o más, y este punto
de la edad lo menciono porque no me excitó ni un poco la lujuria.
La terapeuta queda un poco indecisa durante unos segundos y pregunta,
"Y el tema puntual sería....?"  
"Lucia, mi mujer," dice el hombre.  Y sigue diciendo "ella como que tiene...
tiene necesidad de un... cosas de mí que no le cierran y... yo quiero que
vuelva." Hace una pausa y dice, "Me sigue?"
Se ve la cara de la terapeuta que dice, "ella se fue?..(pausa) "se separaron?"
"Sí" dice el hombre.
La terapeuta toma unos segundos para decir,
"Podrías desarrollar un poco las circunstancias de la separación?"
El hombre hace unas muecas de inseguridad y aquí cambia la escena para
presentar como ocurrió lo que ocurrió.
Escena segunda
Una puerta se abre, y nuestro hombre entra.  Es una puerta muy grande de
hierro, algo cruda y sin pintar, como si fuera la puerta grande de un garaje o un almacén.
Al entrar se queda un poco extrañado al ver algo. Es la cara de su mujer que
parece llorosa.  El hombre no dice nada.  Reacciona un poco con extrañeza
pero no comenta nada.  La mira a la cara, como tratando de adivinar que cosa
le ocurre. Ella le mira a él con curiosidad, o con alguna clase de inseguridad,
con una sensación de drama flotando en el aire.  Pero, el hombre sigue andando
sin decir nada, y se mueve por detrás del sofá, que no está adosado a la pared
como es costumbre. La mujer se va girando para seguirlo con la mirada. Está
de rodillas sobre el sofá para poderse girar bien.  De pronto ella dice, con cierto sentido del dramatismo,
"Tenemos que hablar!"
"Diez minutos, mi amor. Diez minutitos", dice el hombre con ademán de
súplica. "Tengo una idea que me encanta... la quiero bajar a papel. Diez
minutos."
"Necesito que hablemos." Dice la mujer.
"Es oro, mi vida. Es oro puto.  Es rara, es distinta... es..."
"Me escuchastes, Javier?"
"Qué?"
"Quiero hablar con vos."
El hombre hace unos gestos dramáticos, como desesperado y le dice,
"Se me va a caer, mi vida.  Mira, mira, te... compré un regalo.  No querés
abrirlo mientras voy bajando esta idea al papel?"
"No!"  Dice ella.
"No?"
"No! Necesito que hablemos, Javier."
"Tiene que ser ahora, preciosa?"
"¡Sí!"
"Bueno, vale."
Ella le mira con aire de desesperanza y dice,
"No, así no."
"Así como?"
"Es algo serio, Javier".
"Estás embarazada!!" Dice él con toda seguridad.
"No!"
"Te peleaste con Malena!"
"Cortala"
"No me querés más".
"Seguís tratando de adivinar y te juro que..." Dice ella con rabia.
"No me dejás terminar y... "
Elle le corta con mucha bravura diciendo,
"¡¡Terminá ya, talento, levantad el culo de tu silla y venid acá!!"
"Te pasa algo, no?"
"¡¡Venid acá!!!" Le grita ella con mucha autoridad.
El hombre sonríe, aplasta el cigarrillo en el cenicero y se dirige
mansamente a sentarse donde la mujer le ha señalado.
Están ambos sentados ahora en el sofá.  El tiene una sonrisa un tanto
nerviosa y ella le mira con un aire dramático.
Ella muestra unos raros síntomas dramáticos, como de teatro, se echa ambas
manos a la cabeza, la baja y la sube, para mostrar su estado de angustia.
El mira sonriendo y le pregunta inocente,
"Que pasa?"
Ella hace como que suspira,y le dice,
"Mira, Javier. Es horrible. Por donde lo mires es horrible. Es un desastre.
Es horrible, pero bueno... eee... "
"Vamos para delante, Lu.  Se me va a caer..."
"Que se te cae?"
"La idea, mi amor."
"No es fácil para mí."
"Por eso, por qué no lo dejamos para dentro de diez minutos!"
"Estuve con Gerardo!"
"Gerardo? El vecino?  Gerardo, el de la moto?"
Ella no dice nada.
"Y?" pregunta él, "como anda?"
"Estuvimos, bros". ( no he podido identificar esta palabra "bros")
"Signifícame estuvimos en este contexto."
"Cogimos"
"Cogieron" dice el hombre sin darle mayor importancia. "Y?"
"Y que?" Dice ella como asombrada.
"Como estás?"
"Como que como estoy!"
"Te sentís mejor ahora que me lo contaste? Te sentís mejor?"
"No, me siento para la mierda."
"Bueno, bueno. Ya se te va a pasar.  Estas cosas pasan, Lu. Hoy por hoy es
medio normal."
Ella no dice nada.
Él trata de calmarla y le dice,
"Decidme de una pareja, una sola pareja, que no haya pasado por esto al
menos una sola vez."
Ella no responde, y él le dice,
"No se te ocurre ninguna... porque no hay!  Es normal!... Espero que no se
repita, pero no vamos a hacer un novelón.  Vamos para delante."
Ella no dice nada.  Y Javier dice,
"Bueno. Se me va a caer.  Te sentís mejor?"
"No."
"Pero tengo que cambiar esa carucha.  No es tan grave!  Vamos para adelante."
Ella se echa las manos a la cabeza en un gesto dramático y exclama,
"¡¡Ay!!  ¡¡¡Ay!!"
"Lu, Lu, por favor. Por favor, Lu, por favor."
El hombre se mesa los cabellos con un principio de desesperación y le dice,
"Como te puedo ayudar?"
"No sé."
"Bueno, donde fue que pasó esta...cuestión que me estás comentando."
"Acá", dice ella como aliviada un poco.
"Acá donde?"
"En el sillón."
"En el sillón?   Bueno, vamos a hacer una cosa.  Vamos a agarrar entre los dos
este sillón, lo vamos a tirar a la mierda y listo. Te vas a cerrado. Que no se
haga costumbre... pero se acabó.  Ya está."
Ella le mira con una cara de asombro e incredulidad.  El le sonríe para
animarla. Ella se levanta, pero aún esta afectada por el dramatismo que
siente.
Cogen entre los dos el sillón (es un sofá) y lo ponen en la calle.
Mientras acarrean el sofá él le dice,
"Te la puedo contar ahora?"
"Que cosa?"
"La idea que te decía que se me ocurrió."
"Como quieras vos."
-------------
Bueno, interrumpo aquí la escena.  Justo en el minuto 11, cuando el hombre
se pone a contar esa historia que le obsesiona, pues es guionista de cine.
Si alguno quiere ver esta cosa esta, ya sabe donde la tiene.  
La peli está en youtube.
"Juntos para siempre", la película argentina, dirigida por Pablo Solarz
No me esperaba esta joya de película.
http://youtu.be/Bpvr5nOv0aw
Fantastico, la voy a ver esta tarde. Hace tiempo vi una peli argentina, que no recuerdo su titulo, en TVE2 y me sorprendio lo buena que era.
l***@gmail.com
2015-11-07 19:52:59 UTC
Permalink
Raw Message
Post by l***@gmail.com
Juntos para siempre, una peli argentina
"Juntos para siempre," dirigida por Pablo Solarz.
Parece que la gente tuviera fobia a ver una peli argentina.  
La he presentado en este grupo (me refiero a otro grupo)
Y nadie me ha confesado el pecado de haberla visto aunque solo fueran
unos 10 minutos de nada.
Ver una peli entera es un pecado, sobre todo si es argentina, pero ver
diez minutos, también lo es, aunque es un pecado menor. Porque está
claro que podríamos emplear mejor nuestro tiempo follando, o estudiando
"la teoría de cuerdas", ya que no tenemos ni puta idea de lo que es y debe
ser algo muy importante.
Pero, debemos aceptar la realidad.  Aunque esta realidad nos parezca una
mierda. Así que... ver una peli argentina es "pecado" y ya está.  Rezas un
padrenuestro y tres avemarías y se te perdona ese pecado, especialmente
si solo visto los diez o doce minutos.
Así que he decido comentarla por escrito.  Solo un par de escenas.
Escena Primera
Se ve la cara de un tipo, es el prota, y no dice nada durante casi medio
minuto. Bueno, he cronometrado el acto, y duró 45 segundos.  Uno se
pregunta que carajo le pasa al tipo este? y... se oye una voz de mujer
mayor que pregunta,
"Que?"
El tipo sigue callado, hace algunos gestos teatrales de impaciencia o de
incomodidad. Levanta los brazos y los vuelve a bajar.  Hace algunas
muecas con la cara.  Esto dura como 40 segundos mas.  Y se oye la voz
de la terapeuta que dice,
"a ver, contadme".
El hombre se siente incómodo y dice, "bueno", y se vuelve a callar. Pero,
trata de explicarse y le dice,
"yo... esto de la idea de la terapia, terapia, no... no... no estoy para esto.
Yo vengo a desarrollar un tema puntual y... tal que lo resuelvo... no... no
estoy para meterme en una cosa de años... revolver..."
Se ve la cara de la terapeuta, una mujer como de 60 años o más, y este punto
de la edad lo menciono porque no me excitó ni un poco la lujuria.
La terapeuta queda un poco indecisa durante unos segundos y pregunta,
"Y el tema puntual sería....?"  
"Lucia, mi mujer," dice el hombre.  Y sigue diciendo "ella como que tiene...
tiene necesidad de un... cosas de mí que no le cierran y... yo quiero que
vuelva." Hace una pausa y dice, "Me sigue?"
Se ve la cara de la terapeuta que dice, "ella se fue?..(pausa) "se separaron?"
"Sí" dice el hombre.
La terapeuta toma unos segundos para decir,
"Podrías desarrollar un poco las circunstancias de la separación?"
El hombre hace unas muecas de inseguridad y aquí cambia la escena para
presentar como ocurrió lo que ocurrió.
Escena segunda
Una puerta se abre, y nuestro hombre entra.  Es una puerta muy grande de
hierro, algo cruda y sin pintar, como si fuera la puerta grande de un garaje o un almacén.
Al entrar se queda un poco extrañado al ver algo. Es la cara de su mujer que
parece llorosa.  El hombre no dice nada.  Reacciona un poco con extrañeza
pero no comenta nada.  La mira a la cara, como tratando de adivinar que cosa
le ocurre. Ella le mira a él con curiosidad, o con alguna clase de inseguridad,
con una sensación de drama flotando en el aire.  Pero, el hombre sigue andando
sin decir nada, y se mueve por detrás del sofá, que no está adosado a la pared
como es costumbre. La mujer se va girando para seguirlo con la mirada. Está
de rodillas sobre el sofá para poderse girar bien.  De pronto ella dice, con cierto sentido del dramatismo,
"Tenemos que hablar!"
"Diez minutos, mi amor. Diez minutitos", dice el hombre con ademán de
súplica. "Tengo una idea que me encanta... la quiero bajar a papel. Diez
minutos."
"Necesito que hablemos." Dice la mujer.
"Es oro, mi vida. Es oro puto.  Es rara, es distinta... es..."
"Me escuchastes, Javier?"
"Qué?"
"Quiero hablar con vos."
El hombre hace unos gestos dramáticos, como desesperado y le dice,
"Se me va a caer, mi vida.  Mira, mira, te... compré un regalo.  No querés
abrirlo mientras voy bajando esta idea al papel?"
"No!"  Dice ella.
"No?"
"No! Necesito que hablemos, Javier."
"Tiene que ser ahora, preciosa?"
"¡Sí!"
"Bueno, vale."
Ella le mira con aire de desesperanza y dice,
"No, así no."
"Así como?"
"Es algo serio, Javier".
"Estás embarazada!!" Dice él con toda seguridad.
"No!"
"Te peleaste con Malena!"
"Cortala"
"No me querés más".
"Seguís tratando de adivinar y te juro que..." Dice ella con rabia.
"No me dejás terminar y... "
Elle le corta con mucha bravura diciendo,
"¡¡Terminá ya, talento, levantad el culo de tu silla y venid acá!!"
"Te pasa algo, no?"
"¡¡Venid acá!!!" Le grita ella con mucha autoridad.
El hombre sonríe, aplasta el cigarrillo en el cenicero y se dirige
mansamente a sentarse donde la mujer le ha señalado.
Están ambos sentados ahora en el sofá.  El tiene una sonrisa un tanto
nerviosa y ella le mira con un aire dramático.
Ella muestra unos raros síntomas dramáticos, como de teatro, se echa ambas
manos a la cabeza, la baja y la sube, para mostrar su estado de angustia.
El mira sonriendo y le pregunta inocente,
"Que pasa?"
Ella hace como que suspira,y le dice,
"Mira, Javier. Es horrible. Por donde lo mires es horrible. Es un desastre.
Es horrible, pero bueno... eee... "
"Vamos para delante, Lu.  Se me va a caer..."
"Que se te cae?"
"La idea, mi amor."
"No es fácil para mí."
"Por eso, por qué no lo dejamos para dentro de diez minutos!"
"Estuve con Gerardo!"
"Gerardo? El vecino?  Gerardo, el de la moto?"
Ella no dice nada.
"Y?" pregunta él, "como anda?"
"Estuvimos, bros". ( no he podido identificar esta palabra "bros")
"Signifícame estuvimos en este contexto."
"Cogimos"
"Cogieron" dice el hombre sin darle mayor importancia. "Y?"
"Y que?" Dice ella como asombrada.
"Como estás?"
"Como que como estoy!"
"Te sentís mejor ahora que me lo contaste? Te sentís mejor?"
"No, me siento para la mierda."
"Bueno, bueno. Ya se te va a pasar.  Estas cosas pasan, Lu. Hoy por hoy es
medio normal."
Ella no dice nada.
Él trata de calmarla y le dice,
"Decidme de una pareja, una sola pareja, que no haya pasado por esto al
menos una sola vez."
Ella no responde, y él le dice,
"No se te ocurre ninguna... porque no hay!  Es normal!... Espero que no se
repita, pero no vamos a hacer un novelón.  Vamos para delante."
Ella no dice nada.  Y Javier dice,
"Bueno. Se me va a caer.  Te sentís mejor?"
"No."
"Pero tengo que cambiar esa carucha.  No es tan grave!  Vamos para adelante."
Ella se echa las manos a la cabeza en un gesto dramático y exclama,
"¡¡Ay!!  ¡¡¡Ay!!"
"Lu, Lu, por favor. Por favor, Lu, por favor."
El hombre se mesa los cabellos con un principio de desesperación y le dice,
"Como te puedo ayudar?"
"No sé."
"Bueno, donde fue que pasó esta...cuestión que me estás comentando."
"Acá", dice ella como aliviada un poco.
"Acá donde?"
"En el sillón."
"En el sillón?   Bueno, vamos a hacer una cosa.  Vamos a agarrar entre los dos
este sillón, lo vamos a tirar a la mierda y listo. Te vas a cerrado. Que no se
haga costumbre... pero se acabó.  Ya está."
Ella le mira con una cara de asombro e incredulidad.  El le sonríe para
animarla. Ella se levanta, pero aún esta afectada por el dramatismo que
siente.
Cogen entre los dos el sillón (es un sofá) y lo ponen en la calle.
Mientras acarrean el sofá él le dice,
"Te la puedo contar ahora?"
"Que cosa?"
"La idea que te decía que se me ocurrió."
"Como quieras vos."
-------------
Bueno, interrumpo aquí la escena.  Justo en el minuto 11, cuando el hombre
se pone a contar esa historia que le obsesiona, pues es guionista de cine.
Si alguno quiere ver esta cosa esta, ya sabe donde la tiene.  
La peli está en youtube.
"Juntos para siempre", la película argentina, dirigida por Pablo Solarz
No me esperaba esta joya de película.
http://youtu.be/Bpvr5nOv0aw
Fantastico, la voy a ver esta tarde. Hace tiempo vi una peli argentina, que no recuerdo su titulo, en TVE2 y me sorprendió lo buena que era.
Gracias. Y recuerdas el título de esa película?

A veces pasa que vemos dos o tres películas malas seguidas de una nación u otra, y uno concluye erróneamente que todas la pelis de ese país son
una basura. Por eso uno agradece cuando ve una buena peli, ya sea argentina, española, mexicana, o de donde sea.
a***@gmail.com
2015-11-08 13:27:17 UTC
Permalink
Raw Message
Post by l***@gmail.com
Post by l***@gmail.com
Juntos para siempre, una peli argentina
"Juntos para siempre," dirigida por Pablo Solarz.
Parece que la gente tuviera fobia a ver una peli argentina.  
La he presentado en este grupo (me refiero a otro grupo)
Y nadie me ha confesado el pecado de haberla visto aunque solo fueran
unos 10 minutos de nada.
Ver una peli entera es un pecado, sobre todo si es argentina, pero ver
diez minutos, también lo es, aunque es un pecado menor. Porque está
claro que podríamos emplear mejor nuestro tiempo follando, o estudiando
"la teoría de cuerdas", ya que no tenemos ni puta idea de lo que es y debe
ser algo muy importante.
Pero, debemos aceptar la realidad.  Aunque esta realidad nos parezca una
mierda. Así que... ver una peli argentina es "pecado" y ya está.  Rezas un
padrenuestro y tres avemarías y se te perdona ese pecado, especialmente
si solo visto los diez o doce minutos.
Así que he decido comentarla por escrito.  Solo un par de escenas.
Escena Primera
Se ve la cara de un tipo, es el prota, y no dice nada durante casi medio
minuto. Bueno, he cronometrado el acto, y duró 45 segundos.  Uno se
pregunta que carajo le pasa al tipo este? y... se oye una voz de mujer
mayor que pregunta,
"Que?"
El tipo sigue callado, hace algunos gestos teatrales de impaciencia o de
incomodidad. Levanta los brazos y los vuelve a bajar.  Hace algunas
muecas con la cara.  Esto dura como 40 segundos mas.  Y se oye la voz
de la terapeuta que dice,
"a ver, contadme".
El hombre se siente incómodo y dice, "bueno", y se vuelve a callar. Pero,
trata de explicarse y le dice,
"yo... esto de la idea de la terapia, terapia, no... no... no estoy para esto.
Yo vengo a desarrollar un tema puntual y... tal que lo resuelvo... no... no
estoy para meterme en una cosa de años... revolver..."
Se ve la cara de la terapeuta, una mujer como de 60 años o más, y este punto
de la edad lo menciono porque no me excitó ni un poco la lujuria.
La terapeuta queda un poco indecisa durante unos segundos y pregunta,
"Y el tema puntual sería....?"  
"Lucia, mi mujer," dice el hombre.  Y sigue diciendo "ella como que tiene...
tiene necesidad de un... cosas de mí que no le cierran y... yo quiero que
vuelva." Hace una pausa y dice, "Me sigue?"
Se ve la cara de la terapeuta que dice, "ella se fue?..(pausa) "se separaron?"
"Sí" dice el hombre.
La terapeuta toma unos segundos para decir,
"Podrías desarrollar un poco las circunstancias de la separación?"
El hombre hace unas muecas de inseguridad y aquí cambia la escena para
presentar como ocurrió lo que ocurrió.
Escena segunda
Una puerta se abre, y nuestro hombre entra.  Es una puerta muy grande de
hierro, algo cruda y sin pintar, como si fuera la puerta grande de un garaje o un almacén.
Al entrar se queda un poco extrañado al ver algo. Es la cara de su mujer que
parece llorosa.  El hombre no dice nada.  Reacciona un poco con extrañeza
pero no comenta nada.  La mira a la cara, como tratando de adivinar que cosa
le ocurre. Ella le mira a él con curiosidad, o con alguna clase de inseguridad,
con una sensación de drama flotando en el aire.  Pero, el hombre sigue andando
sin decir nada, y se mueve por detrás del sofá, que no está adosado a la pared
como es costumbre. La mujer se va girando para seguirlo con la mirada. Está
de rodillas sobre el sofá para poderse girar bien.  De pronto ella dice, con cierto sentido del dramatismo,
"Tenemos que hablar!"
"Diez minutos, mi amor. Diez minutitos", dice el hombre con ademán de
súplica. "Tengo una idea que me encanta... la quiero bajar a papel. Diez
minutos."
"Necesito que hablemos." Dice la mujer.
"Es oro, mi vida. Es oro puto.  Es rara, es distinta... es..."
"Me escuchastes, Javier?"
"Qué?"
"Quiero hablar con vos."
El hombre hace unos gestos dramáticos, como desesperado y le dice,
"Se me va a caer, mi vida.  Mira, mira, te... compré un regalo.  No querés
abrirlo mientras voy bajando esta idea al papel?"
"No!"  Dice ella.
"No?"
"No! Necesito que hablemos, Javier."
"Tiene que ser ahora, preciosa?"
"¡Sí!"
"Bueno, vale."
Ella le mira con aire de desesperanza y dice,
"No, así no."
"Así como?"
"Es algo serio, Javier".
"Estás embarazada!!" Dice él con toda seguridad.
"No!"
"Te peleaste con Malena!"
"Cortala"
"No me querés más".
"Seguís tratando de adivinar y te juro que..." Dice ella con rabia.
"No me dejás terminar y... "
Elle le corta con mucha bravura diciendo,
"¡¡Terminá ya, talento, levantad el culo de tu silla y venid acá!!"
"Te pasa algo, no?"
"¡¡Venid acá!!!" Le grita ella con mucha autoridad.
El hombre sonríe, aplasta el cigarrillo en el cenicero y se dirige
mansamente a sentarse donde la mujer le ha señalado.
Están ambos sentados ahora en el sofá.  El tiene una sonrisa un tanto
nerviosa y ella le mira con un aire dramático.
Ella muestra unos raros síntomas dramáticos, como de teatro, se echa ambas
manos a la cabeza, la baja y la sube, para mostrar su estado de angustia.
El mira sonriendo y le pregunta inocente,
"Que pasa?"
Ella hace como que suspira,y le dice,
"Mira, Javier. Es horrible. Por donde lo mires es horrible. Es un desastre.
Es horrible, pero bueno... eee... "
"Vamos para delante, Lu.  Se me va a caer..."
"Que se te cae?"
"La idea, mi amor."
"No es fácil para mí."
"Por eso, por qué no lo dejamos para dentro de diez minutos!"
"Estuve con Gerardo!"
"Gerardo? El vecino?  Gerardo, el de la moto?"
Ella no dice nada.
"Y?" pregunta él, "como anda?"
"Estuvimos, bros". ( no he podido identificar esta palabra "bros")
"Signifícame estuvimos en este contexto."
"Cogimos"
"Cogieron" dice el hombre sin darle mayor importancia. "Y?"
"Y que?" Dice ella como asombrada.
"Como estás?"
"Como que como estoy!"
"Te sentís mejor ahora que me lo contaste? Te sentís mejor?"
"No, me siento para la mierda."
"Bueno, bueno. Ya se te va a pasar.  Estas cosas pasan, Lu. Hoy por hoy es
medio normal."
Ella no dice nada.
Él trata de calmarla y le dice,
"Decidme de una pareja, una sola pareja, que no haya pasado por esto al
menos una sola vez."
Ella no responde, y él le dice,
"No se te ocurre ninguna... porque no hay!  Es normal!... Espero que no se
repita, pero no vamos a hacer un novelón.  Vamos para delante."
Ella no dice nada.  Y Javier dice,
"Bueno. Se me va a caer.  Te sentís mejor?"
"No."
"Pero tengo que cambiar esa carucha.  No es tan grave!  Vamos para adelante."
Ella se echa las manos a la cabeza en un gesto dramático y exclama,
"¡¡Ay!!  ¡¡¡Ay!!"
"Lu, Lu, por favor. Por favor, Lu, por favor."
El hombre se mesa los cabellos con un principio de desesperación y le dice,
"Como te puedo ayudar?"
"No sé."
"Bueno, donde fue que pasó esta...cuestión que me estás comentando."
"Acá", dice ella como aliviada un poco.
"Acá donde?"
"En el sillón."
"En el sillón?   Bueno, vamos a hacer una cosa.  Vamos a agarrar entre los dos
este sillón, lo vamos a tirar a la mierda y listo. Te vas a cerrado. Que no se
haga costumbre... pero se acabó.  Ya está."
Ella le mira con una cara de asombro e incredulidad.  El le sonríe para
animarla. Ella se levanta, pero aún esta afectada por el dramatismo que
siente.
Cogen entre los dos el sillón (es un sofá) y lo ponen en la calle.
Mientras acarrean el sofá él le dice,
"Te la puedo contar ahora?"
"Que cosa?"
"La idea que te decía que se me ocurrió."
"Como quieras vos."
-------------
Bueno, interrumpo aquí la escena.  Justo en el minuto 11, cuando el hombre
se pone a contar esa historia que le obsesiona, pues es guionista de cine.
Si alguno quiere ver esta cosa esta, ya sabe donde la tiene.  
La peli está en youtube.
"Juntos para siempre", la película argentina, dirigida por Pablo Solarz
No me esperaba esta joya de película.
http://youtu.be/Bpvr5nOv0aw
Fantastico, la voy a ver esta tarde. Hace tiempo vi una peli argentina, que no recuerdo su titulo, en TVE2 y me sorprendió lo buena que era.
Gracias. Y recuerdas el título de esa película?
A veces pasa que vemos dos o tres películas malas seguidas de una nación u otra, y uno concluye erróneamente que todas la pelis de ese país son
una basura. Por eso uno agradece cuando ve una buena peli, ya sea argentina, española, mexicana, o de donde sea.


Esta en youtube, por lo que veo. La pelicula es buena. Empieza con una escena violenta, pero luego tiene un desarrollo comico muy bueno. Los actores, excelentes.
l***@gmail.com
2015-11-08 14:37:23 UTC
Permalink
Raw Message
Post by a***@gmail.com
Post by l***@gmail.com
Post by l***@gmail.com
Juntos para siempre, una peli argentina
"Juntos para siempre," dirigida por Pablo Solarz.
Parece que la gente tuviera fobia a ver una peli argentina.  
La he presentado en este grupo (me refiero a otro grupo)
Y nadie me ha confesado el pecado de haberla visto aunque solo fueran
unos 10 minutos de nada.
Ver una peli entera es un pecado, sobre todo si es argentina, pero ver
diez minutos, también lo es, aunque es un pecado menor. Porque está
claro que podríamos emplear mejor nuestro tiempo follando, o estudiando
"la teoría de cuerdas", ya que no tenemos ni puta idea de lo que es y debe
ser algo muy importante.
Pero, debemos aceptar la realidad.  Aunque esta realidad nos parezca una
mierda. Así que... ver una peli argentina es "pecado" y ya está.  Rezas un
padrenuestro y tres avemarías y se te perdona ese pecado, especialmente
si solo visto los diez o doce minutos.
Así que he decido comentarla por escrito.  Solo un par de escenas.
Escena Primera
Se ve la cara de un tipo, es el prota, y no dice nada durante casi medio
minuto. Bueno, he cronometrado el acto, y duró 45 segundos.  Uno se
pregunta que carajo le pasa al tipo este? y... se oye una voz de mujer
mayor que pregunta,
"Que?"
El tipo sigue callado, hace algunos gestos teatrales de impaciencia o de
incomodidad. Levanta los brazos y los vuelve a bajar.  Hace algunas
muecas con la cara.  Esto dura como 40 segundos mas.  Y se oye la voz
de la terapeuta que dice,
"a ver, contadme".
El hombre se siente incómodo y dice, "bueno", y se vuelve a callar. Pero,
trata de explicarse y le dice,
"yo... esto de la idea de la terapia, terapia, no... no... no estoy para esto.
Yo vengo a desarrollar un tema puntual y... tal que lo resuelvo... no... no
estoy para meterme en una cosa de años... revolver..."
Se ve la cara de la terapeuta, una mujer como de 60 años o más, y este punto
de la edad lo menciono porque no me excitó ni un poco la lujuria.
La terapeuta queda un poco indecisa durante unos segundos y pregunta,
"Y el tema puntual sería....?"  
"Lucia, mi mujer," dice el hombre.  Y sigue diciendo "ella como que tiene...
tiene necesidad de un... cosas de mí que no le cierran y... yo quiero que
vuelva." Hace una pausa y dice, "Me sigue?"
Se ve la cara de la terapeuta que dice, "ella se fue?..(pausa) "se separaron?"
"Sí" dice el hombre.
La terapeuta toma unos segundos para decir,
"Podrías desarrollar un poco las circunstancias de la separación?"
El hombre hace unas muecas de inseguridad y aquí cambia la escena para
presentar como ocurrió lo que ocurrió.
Escena segunda
Una puerta se abre, y nuestro hombre entra.  Es una puerta muy grande de
hierro, algo cruda y sin pintar, como si fuera la puerta grande de un garaje o un almacén.
Al entrar se queda un poco extrañado al ver algo. Es la cara de su mujer que
parece llorosa.  El hombre no dice nada.  Reacciona un poco con extrañeza
pero no comenta nada.  La mira a la cara, como tratando de adivinar que cosa
le ocurre. Ella le mira a él con curiosidad, o con alguna clase de inseguridad,
con una sensación de drama flotando en el aire.  Pero, el hombre sigue andando
sin decir nada, y se mueve por detrás del sofá, que no está adosado a la pared
como es costumbre. La mujer se va girando para seguirlo con la mirada. Está
de rodillas sobre el sofá para poderse girar bien.  De pronto ella dice, con cierto sentido del dramatismo,
"Tenemos que hablar!"
"Diez minutos, mi amor. Diez minutitos", dice el hombre con ademán de
súplica. "Tengo una idea que me encanta... la quiero bajar a papel. Diez
minutos."
"Necesito que hablemos." Dice la mujer.
"Es oro, mi vida. Es oro puto.  Es rara, es distinta... es..."
"Me escuchastes, Javier?"
"Qué?"
"Quiero hablar con vos."
El hombre hace unos gestos dramáticos, como desesperado y le dice,
"Se me va a caer, mi vida.  Mira, mira, te... compré un regalo.  No querés
abrirlo mientras voy bajando esta idea al papel?"
"No!"  Dice ella.
"No?"
"No! Necesito que hablemos, Javier."
"Tiene que ser ahora, preciosa?"
"¡Sí!"
"Bueno, vale."
Ella le mira con aire de desesperanza y dice,
"No, así no."
"Así como?"
"Es algo serio, Javier".
"Estás embarazada!!" Dice él con toda seguridad.
"No!"
"Te peleaste con Malena!"
"Cortala"
"No me querés más".
"Seguís tratando de adivinar y te juro que..." Dice ella con rabia.
"No me dejás terminar y... "
Elle le corta con mucha bravura diciendo,
"¡¡Terminá ya, talento, levantad el culo de tu silla y venid acá!!"
"Te pasa algo, no?"
"¡¡Venid acá!!!" Le grita ella con mucha autoridad.
El hombre sonríe, aplasta el cigarrillo en el cenicero y se dirige
mansamente a sentarse donde la mujer le ha señalado.
Están ambos sentados ahora en el sofá.  El tiene una sonrisa un tanto
nerviosa y ella le mira con un aire dramático.
Ella muestra unos raros síntomas dramáticos, como de teatro, se echa ambas
manos a la cabeza, la baja y la sube, para mostrar su estado de angustia.
El mira sonriendo y le pregunta inocente,
"Que pasa?"
Ella hace como que suspira,y le dice,
"Mira, Javier. Es horrible. Por donde lo mires es horrible. Es un desastre.
Es horrible, pero bueno... eee... "
"Vamos para delante, Lu.  Se me va a caer..."
"Que se te cae?"
"La idea, mi amor."
"No es fácil para mí."
"Por eso, por qué no lo dejamos para dentro de diez minutos!"
"Estuve con Gerardo!"
"Gerardo? El vecino?  Gerardo, el de la moto?"
Ella no dice nada.
"Y?" pregunta él, "como anda?"
"Estuvimos, bros". ( no he podido identificar esta palabra "bros")
"Signifícame estuvimos en este contexto."
"Cogimos"
"Cogieron" dice el hombre sin darle mayor importancia. "Y?"
"Y que?" Dice ella como asombrada.
"Como estás?"
"Como que como estoy!"
"Te sentís mejor ahora que me lo contaste? Te sentís mejor?"
"No, me siento para la mierda."
"Bueno, bueno. Ya se te va a pasar.  Estas cosas pasan, Lu. Hoy por hoy es
medio normal."
Ella no dice nada.
Él trata de calmarla y le dice,
"Decidme de una pareja, una sola pareja, que no haya pasado por esto al
menos una sola vez."
Ella no responde, y él le dice,
"No se te ocurre ninguna... porque no hay!  Es normal!... Espero que no se
repita, pero no vamos a hacer un novelón.  Vamos para delante."
Ella no dice nada.  Y Javier dice,
"Bueno. Se me va a caer.  Te sentís mejor?"
"No."
"Pero tengo que cambiar esa carucha.  No es tan grave!  Vamos para adelante."
Ella se echa las manos a la cabeza en un gesto dramático y exclama,
"¡¡Ay!!  ¡¡¡Ay!!"
"Lu, Lu, por favor. Por favor, Lu, por favor."
El hombre se mesa los cabellos con un principio de desesperación y le dice,
"Como te puedo ayudar?"
"No sé."
"Bueno, donde fue que pasó esta...cuestión que me estás comentando."
"Acá", dice ella como aliviada un poco.
"Acá donde?"
"En el sillón."
"En el sillón?   Bueno, vamos a hacer una cosa.  Vamos a agarrar entre los dos
este sillón, lo vamos a tirar a la mierda y listo. Te vas a cerrado. Que no se
haga costumbre... pero se acabó.  Ya está."
Ella le mira con una cara de asombro e incredulidad.  El le sonríe para
animarla. Ella se levanta, pero aún esta afectada por el dramatismo que
siente.
Cogen entre los dos el sillón (es un sofá) y lo ponen en la calle.
Mientras acarrean el sofá él le dice,
"Te la puedo contar ahora?"
"Que cosa?"
"La idea que te decía que se me ocurrió."
"Como quieras vos."
-------------
Bueno, interrumpo aquí la escena.  Justo en el minuto 11, cuando el hombre
se pone a contar esa historia que le obsesiona, pues es guionista de cine.
Si alguno quiere ver esta cosa esta, ya sabe donde la tiene.  
La peli está en youtube.
"Juntos para siempre", la película argentina, dirigida por Pablo Solarz
No me esperaba esta joya de película.
http://youtu.be/Bpvr5nOv0aw
Fantastico, la voy a ver esta tarde. Hace tiempo vi una peli argentina, que no recuerdo su titulo, en TVE2 y me sorprendió lo buena que era.
Gracias. Y recuerdas el título de esa película?
A veces pasa que vemos dos o tres películas malas seguidas de una nación u otra, y uno concluye erróneamente que todas la pelis de ese país son
una basura. Por eso uno agradece cuando ve una buena peli, ya sea argentina, española, mexicana, o de donde sea.
http://youtu.be/EUOg0JWKBPY
Esta en youtube, por lo que veo. La pelicula es buena. Empieza con una escena violenta, pero luego tiene un desarrollo comico muy bueno. Los actores, excelentes.
la expresión del tema y de los actores, es teatral. Y como tal teatro presenta unas reacciones y rasgos exagerados de los personajes. Del mismo modo, tiene vocación de comedia, y los personajes nos hacen reír por lo idiotas que resultan. Y ese es básicamente el mérito de la obra, hacernos sentir inteligentes. Y no es mala cosa, después de todo. Pues continuamente andamos
machando el ego de cualquiera que encontramos por el camino.
Me da la impresión, de que la gente con un poco de educación, o que estudio en un colegio privado, tiene cierta necesidad de comportarse agresivamente. Al menos, verbalmente. Un poco como si estuviéramos tratando de hacernos pasar por los machos de las cañadas, esto creo que lo saqué del folclore mexicano.

Pero, debe ser algo inocente. Una imitación de ciertos modales, probablemente. Pero nada innato, debo suponer. O tal vez, sea algún rasgo ancestral, de cuando los humanos se exterminaban los unos a los otros por el territorio; asunto que no queda tan lejano en el tiempo. Y en ese caso, si que sería innato, y por tanto disculpable. Solo los mutantes son lo bastante "mansos" como para no alardear de ser portadores de este ancestral rasgo agresivo.
l***@gmail.com
2015-11-23 18:32:51 UTC
Permalink
Raw Message
Post by l***@gmail.com
Post by a***@gmail.com
Post by l***@gmail.com
Post by l***@gmail.com
Juntos para siempre, una peli argentina
"Juntos para siempre," dirigida por Pablo Solarz.
Parece que la gente tuviera fobia a ver una peli argentina.  
La he presentado en este grupo (me refiero a otro grupo)
Y nadie me ha confesado el pecado de haberla visto aunque solo fueran
unos 10 minutos de nada.
Ver una peli entera es un pecado, sobre todo si es argentina, pero ver
diez minutos, también lo es, aunque es un pecado menor. Porque está
claro que podríamos emplear mejor nuestro tiempo follando, o estudiando
"la teoría de cuerdas", ya que no tenemos ni puta idea de lo que es y debe
ser algo muy importante.
Pero, debemos aceptar la realidad.  Aunque esta realidad nos parezca una
mierda. Así que... ver una peli argentina es "pecado" y ya está.  Rezas un
padrenuestro y tres avemarías y se te perdona ese pecado, especialmente
si solo visto los diez o doce minutos.
Así que he decido comentarla por escrito.  Solo un par de escenas.
Escena Primera
Se ve la cara de un tipo, es el prota, y no dice nada durante casi medio
minuto. Bueno, he cronometrado el acto, y duró 45 segundos.  Uno se
pregunta que carajo le pasa al tipo este? y... se oye una voz de mujer
mayor que pregunta,
"Que?"
El tipo sigue callado, hace algunos gestos teatrales de impaciencia o de
incomodidad. Levanta los brazos y los vuelve a bajar.  Hace algunas
muecas con la cara.  Esto dura como 40 segundos mas.  Y se oye la voz
de la terapeuta que dice,
"a ver, contadme".
El hombre se siente incómodo y dice, "bueno", y se vuelve a callar. Pero,
trata de explicarse y le dice,
"yo... esto de la idea de la terapia, terapia, no... no... no estoy para esto.
Yo vengo a desarrollar un tema puntual y... tal que lo resuelvo... no... no
estoy para meterme en una cosa de años... revolver..."
Se ve la cara de la terapeuta, una mujer como de 60 años o más, y este punto
de la edad lo menciono porque no me excitó ni un poco la lujuria.
La terapeuta queda un poco indecisa durante unos segundos y pregunta,
"Y el tema puntual sería....?"  
"Lucia, mi mujer," dice el hombre.  Y sigue diciendo "ella como que tiene...
tiene necesidad de un... cosas de mí que no le cierran y... yo quiero que
vuelva." Hace una pausa y dice, "Me sigue?"
Se ve la cara de la terapeuta que dice, "ella se fue?..(pausa) "se separaron?"
"Sí" dice el hombre.
La terapeuta toma unos segundos para decir,
"Podrías desarrollar un poco las circunstancias de la separación?"
El hombre hace unas muecas de inseguridad y aquí cambia la escena para
presentar como ocurrió lo que ocurrió.
Escena segunda
Una puerta se abre, y nuestro hombre entra.  Es una puerta muy grande de
hierro, algo cruda y sin pintar, como si fuera la puerta grande de un garaje o un almacén.
Al entrar se queda un poco extrañado al ver algo. Es la cara de su mujer que
parece llorosa.  El hombre no dice nada.  Reacciona un poco con extrañeza
pero no comenta nada.  La mira a la cara, como tratando de adivinar que cosa
le ocurre. Ella le mira a él con curiosidad, o con alguna clase de inseguridad,
con una sensación de drama flotando en el aire.  Pero, el hombre sigue andando
sin decir nada, y se mueve por detrás del sofá, que no está adosado a la pared
como es costumbre. La mujer se va girando para seguirlo con la mirada. Está
de rodillas sobre el sofá para poderse girar bien.  De pronto ella dice, con cierto sentido del dramatismo,
"Tenemos que hablar!"
"Diez minutos, mi amor. Diez minutitos", dice el hombre con ademán de
súplica. "Tengo una idea que me encanta... la quiero bajar a papel. Diez
minutos."
"Necesito que hablemos." Dice la mujer.
"Es oro, mi vida. Es oro puto.  Es rara, es distinta... es..."
"Me escuchastes, Javier?"
"Qué?"
"Quiero hablar con vos."
El hombre hace unos gestos dramáticos, como desesperado y le dice,
"Se me va a caer, mi vida.  Mira, mira, te... compré un regalo.  No querés
abrirlo mientras voy bajando esta idea al papel?"
"No!"  Dice ella.
"No?"
"No! Necesito que hablemos, Javier."
"Tiene que ser ahora, preciosa?"
"¡Sí!"
"Bueno, vale."
Ella le mira con aire de desesperanza y dice,
"No, así no."
"Así como?"
"Es algo serio, Javier".
"Estás embarazada!!" Dice él con toda seguridad.
"No!"
"Te peleaste con Malena!"
"Cortala"
"No me querés más".
"Seguís tratando de adivinar y te juro que..." Dice ella con rabia.
"No me dejás terminar y... "
Elle le corta con mucha bravura diciendo,
"¡¡Terminá ya, talento, levantad el culo de tu silla y venid acá!!"
"Te pasa algo, no?"
"¡¡Venid acá!!!" Le grita ella con mucha autoridad.
El hombre sonríe, aplasta el cigarrillo en el cenicero y se dirige
mansamente a sentarse donde la mujer le ha señalado.
Están ambos sentados ahora en el sofá.  El tiene una sonrisa un tanto
nerviosa y ella le mira con un aire dramático.
Ella muestra unos raros síntomas dramáticos, como de teatro, se echa ambas
manos a la cabeza, la baja y la sube, para mostrar su estado de angustia.
El mira sonriendo y le pregunta inocente,
"Que pasa?"
Ella hace como que suspira,y le dice,
"Mira, Javier. Es horrible. Por donde lo mires es horrible. Es un desastre.
Es horrible, pero bueno... eee... "
"Vamos para delante, Lu.  Se me va a caer..."
"Que se te cae?"
"La idea, mi amor."
"No es fácil para mí."
"Por eso, por qué no lo dejamos para dentro de diez minutos!"
"Estuve con Gerardo!"
"Gerardo? El vecino?  Gerardo, el de la moto?"
Ella no dice nada.
"Y?" pregunta él, "como anda?"
"Estuvimos, bros". ( no he podido identificar esta palabra "bros")
"Signifícame estuvimos en este contexto."
"Cogimos"
"Cogieron" dice el hombre sin darle mayor importancia. "Y?"
"Y que?" Dice ella como asombrada.
"Como estás?"
"Como que como estoy!"
"Te sentís mejor ahora que me lo contaste? Te sentís mejor?"
"No, me siento para la mierda."
"Bueno, bueno. Ya se te va a pasar.  Estas cosas pasan, Lu. Hoy por hoy es
medio normal."
Ella no dice nada.
Él trata de calmarla y le dice,
"Decidme de una pareja, una sola pareja, que no haya pasado por esto al
menos una sola vez."
Ella no responde, y él le dice,
"No se te ocurre ninguna... porque no hay!  Es normal!... Espero que no se
repita, pero no vamos a hacer un novelón.  Vamos para delante."
Ella no dice nada.  Y Javier dice,
"Bueno. Se me va a caer.  Te sentís mejor?"
"No."
"Pero tengo que cambiar esa carucha.  No es tan grave!  Vamos para adelante."
Ella se echa las manos a la cabeza en un gesto dramático y exclama,
"¡¡Ay!!  ¡¡¡Ay!!"
"Lu, Lu, por favor. Por favor, Lu, por favor."
El hombre se mesa los cabellos con un principio de desesperación y le dice,
"Como te puedo ayudar?"
"No sé."
"Bueno, donde fue que pasó esta...cuestión que me estás comentando."
"Acá", dice ella como aliviada un poco.
"Acá donde?"
"En el sillón."
"En el sillón?   Bueno, vamos a hacer una cosa.  Vamos a agarrar entre los dos
este sillón, lo vamos a tirar a la mierda y listo. Te vas a cerrado. Que no se
haga costumbre... pero se acabó.  Ya está."
Ella le mira con una cara de asombro e incredulidad.  El le sonríe para
animarla. Ella se levanta, pero aún esta afectada por el dramatismo que
siente.
Cogen entre los dos el sillón (es un sofá) y lo ponen en la calle.
Mientras acarrean el sofá él le dice,
"Te la puedo contar ahora?"
"Que cosa?"
"La idea que te decía que se me ocurrió."
"Como quieras vos."
-------------
Bueno, interrumpo aquí la escena.  Justo en el minuto 11, cuando el hombre
se pone a contar esa historia que le obsesiona, pues es guionista de cine.
Si alguno quiere ver esta cosa esta, ya sabe donde la tiene.  
La peli está en youtube.
"Juntos para siempre", la película argentina, dirigida por Pablo Solarz
No me esperaba esta joya de película.
http://youtu.be/Bpvr5nOv0aw
Fantastico, la voy a ver esta tarde. Hace tiempo vi una peli argentina, que no recuerdo su titulo, en TVE2 y me sorprendió lo buena que era.
Gracias. Y recuerdas el título de esa película?
A veces pasa que vemos dos o tres películas malas seguidas de una nación u otra, y uno concluye erróneamente que todas la pelis de ese país son
una basura. Por eso uno agradece cuando ve una buena peli, ya sea argentina, española, mexicana, o de donde sea.
http://youtu.be/EUOg0JWKBPY
Esta en youtube, por lo que veo. La pelicula es buena. Empieza con una escena violenta, pero luego tiene un desarrollo comico muy bueno. Los actores, excelentes.
la expresión del tema y de los actores, es teatral. Y como tal teatro presenta unas reacciones y rasgos exagerados de los personajes. Del mismo modo, tiene vocación de comedia, y los personajes nos hacen reír por lo idiotas que resultan. Y ese es básicamente el mérito de la obra, hacernos sentir inteligentes. Y no es mala cosa, después de todo. Pues continuamente andamos
machando el ego de cualquiera que encontramos por el camino.
Me da la impresión, de que la gente con un poco de educación, o que estudio en un colegio privado, tiene cierta necesidad de comportarse agresivamente. Al menos, verbalmente. Un poco como si estuviéramos tratando de hacernos pasar por los machos de las cañadas, esto creo que lo saqué del folclore mexicano.
Pero, debe ser algo inocente. Una imitación de ciertos modales, probablemente. Pero nada innato, debo suponer. O tal vez, sea algún rasgo ancestral, de cuando los humanos se exterminaban los unos a los otros por el territorio; asunto que no queda tan lejano en el tiempo. Y en ese caso, si que sería innato, y por tanto disculpable. Solo los mutantes son lo bastante "mansos" como para no alardear de ser portadores de este ancestral rasgo agresivo.
Quiero añadir algo a este tema de la peli.
Simplemente, la peli presenta unos personajes tan idiotas... y eso es lo
que te sorprende, o lo que me sorprendió a mí; pues la humanidad lleva
puesta una coraza de falsedad. Y esos personajes no la llevan. Hablan
tal cual piensan, sin usar un mínimo filtro cuando hablan. Pues en general,
es más lo que ocultamos que lo que mostramos. Excepto en la playa, donde
mostramos todo lo que es externo a nosotros, y que no suele ser otra cosa
que unos cuantos kilos de tocino, tapados con algo de piel encima. Eso es
lo que se me vino a la cabeza ahora mismo.
Por qué carajo me gustó esa peli? Porque los personajes hablaban sin filtro.
Leopoldo

Leo

Loading...